Amor en la Adolescencia  

Manuel Fuentes Wendling

Si siento mucha atracción por mi pareja pero ella decide terminar nuestra relación definitivamente, ¿cómo debo comportarme?

 

   Cuando esto ocurre - y debes comprender que te puede suceder varias veces en tu adolescencia -, pareciera que el mundo se terminó, la vida pareciera no tener sentido, las cosas que hacemos habitualmente también pierden su sentido. Nos surge la aflicción, el desconsuelo. Pareciera que se nos ha derrumbado lo que por "tanto tiempo" construimos. Y ese "tanto tiempo" en tu etapa actual de adolescente puede ser una semana, un mes, un par de meses o un año.

   Todas las anteriores reacciones y muchas otras son naturales cuando se pierde a alguien a quien amamos o creemos amar profundamente. Pero en la relación de pareja, como ya se ha dicho en anteriores respuestas, nada suele ser definitivo o perdurable. Eso es lo normal, aunque haya excepciones.

   Aceptando tus normales reacciones, algunas antes descritas, debes aprender a superar estas crisis y sobreponerte a tales situaciones.

   Has perdido tu pareja. Esa es la realidad objetiva. Tú querías a esa persona. Es otra realidad objetiva. Pero esa persona desde el momento que ha terminado contigo es porque no te quiere o ha preferido a otra pareja. Es una tercera realidad concreta y especifica. Sin embargo, la vida no se ha detenido y el mundo sigue girando a pesar de tu crisis. Otra realidad que es evidente. Entonces, ¿tienes otras posibilidades? Por supuesto que sí. Tienes toda tu vida por delante. Todo un mundo que conquistar. Toda la energía que te da tu adolescencia para emprender una nueva conquista y lograr una nueva pareja que puede y debe ser mejor que la que perdiste. Esa es tu realidad y debes afrontarla como tal.

   La autocompasión es un mecanismo del que puede hacer uso el ser humano, pero no es bueno utilizarlo porque más que ayudar te hace ver las cosas en forma errónea. Todos hemos sentido autocompasión. Pero la experiencia demuestra que es necesario superarla con rapidez y salir de nuevo a luchar.

   El fracaso en un relación, como el fracaso en cualquier cosa - y en la vida se tienen muchos -, debes transformarlo en victoria, convertirlo en la fuerza superior que te anima para seguir adelante, en energía para seguir dando los pasos que te llevarán a los triunfos que tanto anhelas. Esto depende de ti y de nadie más.

www.pololeos.com

 

Pregunta Anterior
Pregunta Siguiente