¿Qué sucede si la madre fuma marihuana durante el embarazo?

Los médicos recomiendan que las mujeres embarazadas no usen ninguna droga porque puede afectar al feto.

Un estudio en animales ha conectado el uso de la marihuana a la pérdida del feto durante los primeros meses del embarazo.

Algunos estudios indican que los bebés de madres que fuman marihuana nacen pesando y midiendo menos; y con menores dimensiones de cabeza que los bebés de madres que no usan la droga. Los bebés más pequeños tienen mayor tendencia a sufrir problemas de salud.

Otros estudios han descubierto que los efectos de la marihuana en los bebés son similares a los que se encuentran con el síndrome fetal del alcohol. También hay evidencia de que los niños de madres que fuman marihuana tienen problemas del sistema nervioso.

Los investigadores no están seguros si los problemas de salud de un bebé recién nacido, si son causados por la marihuana, continuarán durante el crecimiento del niño.

Investigaciones preliminares muestran que niños de madres que usaron marihuana regularmente durante el embarazo pueden tener problemas de concentración.


¿Qué sucede si la madre fuma marihuana cuando amamanta al niño?

Cuando la madre fuma marihuana y amamanta al niño, le pasa el THC a través de la leche de pecho. Esto es delicado, porque la concentración del THC en la leche de pecho de la madre es mucho mayor que la que se encuentra en su sangre.

Un estudio indica que el uso de la marihuana durante el primer mes de amamantar al niño, puede causar impedimentos en su desarrollo motriz (control de los movimientos de los músculos).

 

 

¿Cómo afecta al cerebro?

El THC afecta las células nerviosas en la parte del cerebro en donde las memorias se forman. Eso hace que la persona tenga dificultad en recordar eventos recientes (como lo que sucedió hace algunos minutos).

Es difícil aprender bajo la influencia de la droga. Para que una persona pueda aprender y desempeñar tareas que requieren más de dos pasos, es necesario que tenga una capacidad normal de memoria a corto plazo.

En un grupo de fumadores crónicos en Costa Rica, se encontró que los sujetos tenían mucha dificultad en recordar una lista corta de palabras (que es una prueba básica de memoria).

Las personas en el estudio también tuvieron gran dificultad en prestar atención a las pruebas que se les presentaron.

Fumar marihuana causa algunos cambios en el cerebro como esos causados por la cocaína, la heroína y el alcohol.

Algunos investigadores creen que estos cambios pueden aumentar el riesgo de que una persona se haga adicta a otras drogas, como la cocaína y la heroína.

Probablemente la marihuana destruye ciertas células del cerebro.

Los científicos han observado que cuando se dieron altas dosis de THC a las ratas de laboratorio, presentaron pérdida de células cerebrales similares a las que se encuentran entre los animales viejos.

Los cerebros de ratas de entre 11 y 12 meses de edad (aproximadamente la mitad de sus vidas) tenían la misma apariencia que los de animales ya viejos. No se sabe si efectos similares ocurren en seres humanos.

Los investigadores aún estudian los efectos que podría tener la marihuana en el cerebro.

 

Pregunta siguiente