¿Qué debo hacer si mi padre o mi madre me golpea?
 
"Naturalmente puedes ponerte a aullar como un cachorro que se ha roto la mandíbula. Si te apetece, no te reprimas. También le puedes soltar alguno de los refranes más tontos que hay como: "No hay peor sordo que el que no quiere oir".
 
Si pones un rostro impenetrable, inquietarás a tus padres, ya que no sabrán si lo dices en sentido irónico o en serio. Sin embargo, si te pegan muy a menudo bofetadas de esas que resuenan por toda la casa consulta con tus amigos, tu tío o tía más queridos".

Joseph Von Westphalen
 
Como en anteriores preguntas, se adjuntan algunas recomendaciones e información a los adolescentes agredidos por sus padres:

1. Aunque las normas legales en vuestro país pudiesen contravenir las Convenciones y Protocolos de Organización de Naciones Unidas, si tú has sido agredida por vuestro padre o madre y, a pesar de que pudiese haber alguna posterior represalia, debes denunciar tal hecho ante una autoridad competente del lugar donde vives, o al menos dejar una constancia. En el momento que lo hagas advierte de posible represalias y pide protección.

2. Si consideras riesgoso hacer el denuncio, coméntaselo a tu guía espiritual, maestro o profesor, o a algún superior o jefe de tu trabajo, si es tu caso.

3. No lo comentes con amistades de tu edad ni con padres de tus amistades. Ellos pueden transmitir la información a sus padres y éstos a los tuyos, generándose una cadena negativa.

4. Trata de no comentarlo con familiares cercanos a tu madre o padre golpeador. Los estudios demuestran que la familia termina haciéndose cómplice de los padres golpeadores silenciando el hecho y no atribuyéndoles importancia, aunque la tenga, para no "perjudicar" al victimario y la imagen familiar.

5. Un padre/madre golpeador (a), particularmente si de por medio hay alcohol o drogas puede ser judicialmente encausado y castigado, porque está haciendo un daño grave a ti y, por tanto, a la sociedad.

Ten en cuenta tales recomendaciones y fomenta entre otros adolescentes la lectura del siguiente texto:

Dado que en muchos países aún las leyes internas permiten la agresión a los niños y adolescentes, lo que contraviene directamente la  Convención sobre los Derechos del Niño de noviembre de 1989 (pulsar para leer) y los Protocolos contra la niñez en conflictos armados y pornografía infantil de la Organización de las Naciones Unidas, diversas organizaciones internacionales, a las cuales se suma este Portal, están luchando y reiterado a 192 naciones que han suscrito tal Convención que es necesario adoptar medidas urgentes para llevar a la práctica tales normas, señalándose entre ellas:

-- Legislar para prohibir el castigo corporal en los ámbitos escolar, familiar, institucional y en el ámbito de la justicia juvenil, en el ámbito federal y de los estados.

-- Establecer sanciones de tipo moral (y a la vez apoyo educativo y psicológico obligatorio) para los padres de familia o cuidadores que ejerzan castigos crueles o degradantes contra las niñas, niños y adolescentes; y otros.

Por su parte, la Corte Interamericana de Derechos Humanos ha confirmado (julio de 2009) las obligaciones que en materia de derechos humanos tienen los Estados Miembros de la Organización de los Estados Americanos (OEA) para prohibir y eliminar todas las formas de castigo corporal contra los niños, niñas y adolescentes.
 
Manuel Fuentes Wendling
Agosto 2009
 

Ir a Portada

Pregunta Anterior
Próxima Pregunta