National Institute on Drug Abuse

¿Cómo se usa la metanfetamina?
La metanfetamina existe en muchas formas diferentes y se puede fumar, inhalar, ingerir oralmente, o inyectar. La droga altera el estado de ánimo en formas diferentes dependiendo de como se tome.

Inmediatamente después de fumar la droga o de inyectarla intravenosamente, el usuario siente una intensa sensación de euforia o "flash" que dura solo unos minutos y que describen como extremadamente placentera. El inhalar o tomar la droga oralmente produce una sensación de euforia pero menos intensa. Inhalación de la droga produce efectos dentro de 3 a 5 minutos, y tomarla oralmente produce efectos entre 15 y 20 minutos.

Así como con estimulantes similares, la metanfetamina es frecuentemente usada durante períodos de "antojo y choque" (binge and crash). Como la tolerancia de la metanfetamina ocurre dentro de pocos minutos, o sea que los efectos placenteros desaparecen antes que la concentración de la droga en la sangre baje significativamente, los usuarios tratan de mantener la sensación de euforia por más tiempo usando la droga repetidamente.

En la década de 1980, "el hielo" (ice), una forma fumable de la metanfetamina comenzó a ser usada. "El hielo" (ice) es un cristal grande, de alta pureza y generalmente transparente, que se fuma en una pipa de vidrio igual que la "crack" cocaína. El humo no tiene olor, deja un residuo que puede ser refumado, y produce efectos que pueden continuar por 12 horas o más.

El Cerebro - La Dopamina asume un papel importante en la regulación del placer. La dopamina se produce en las células de los nervios dentro del área ventral tegmental y es liberada adentro del núcleo accumbens y el cortex frontal.
El Cerebro - La Dopamina asume un papel importante en la regulación del placer. la dopamina se produce en las células de los nervios dentro del área ventral tegmental y es liberada adentro del núcleo accumbens y el cortex frontal.

¿Cuáles son los efectos inmediatos (a corto plazo) del abuso de la metanfetamina?
Como estimulante poderoso, la metanfetamina, aún en dosis pequeñas, puede incrementar el desvelo, la actividad física y disminuir el apetito. Una sensación eufórica breve ha sido reportada por aquellos que fuman o se inyectan con la metanfetamina. Ingestiones orales o inhaladas producen una sensación de elevación duradera en vez de la breve sensación eufórica que se ha reportado que puede durar hasta doce horas. Se cree que los dos tipos de sensaciones son el resultado desprendimiento de altos niveles del neurotransmisor dopamina en las áreas del cerebro que regulan los nervios que dominan el sentido del placer.

La metanfetamina tiene efectos tóxicos. En los animales, una sola dosis alta de la droga ha revelado un gran daño a los terminales de los nervios en las regiones del cerebro que contienen dopamina. Se cree que el gran desprendimiento de dopamina producida por la metanfetamina contribuye a estos efectos tóxicos en los terminales de los nervios del cerebro. Dosis altas de la droga pueden elevar la temperatura del cuerpo a niveles peligrosos, a veces mortales, y también pueden causar convulsiones.

¿Cuáles son los efectos a largo plazo del abuso de la metanfetamina?
El abuso extendido de la metanfetamina resulta en muchos efectos dañinos, incluyendo la adicción. La adicción es una enfermedad crónica que se reincide, caracterizada por la búsqueda y uso compulsivo de la droga, que está acompañada por cambios funcionales y moleculares en el cerebro. Además de estar adictos a la metanfetamina, los abusadores crónicos de la droga revelan síntomas que pueden incluir comportamiento violento, ansiedad, confusión, e insomnia. Ellos también pueden demostrar varias características sicóticas, incluyendo la paranoia, alucinaciones auditivas, ánimo alborotado, y delirio (por ejemplo, la sensación que insectos le caminan sobre la piel, llamado "formicación" (formication). Además, la paranoia puede provocar pensamientos de homicidio y/o de suicidio.

Con uso crónico, se puede desarrollar tolerancia a la metanfetamina. Con el fín de intensificar los efectos deseados, puede ser que los usuarios tomen dosis más altas de la droga, que la tomen con más frecuencia, o que cambien la forma de administrarse la droga. En algunos casos, los usuarios de la droga dejan de comer y dormir mientras se satisfacen con una forma desenfrenada de la administración de la droga; esto se conoce como una "corrida" (run), inyectándose hasta un gramo de la droga cada 2 o 3 horas durante varios días hasta que la droga se le termine al usuario o se sienta demasiado desorganizado para continuar. El abuso crónico puede dirigir al usuario a un comportamiento sicótico, caracterizado por paranoia intensa, alucinaciones visuales y auditivas, y rabia incontrolable que se puede emparejar con comportamiento extremadamente violento. Aunque no hay manifestaciones físicas de un síndrome de síntomas de reajuste cuando se deja de usar la metanfetamina, hay varios síntomas que ocurren cuando un usuario crónico deja de usar la droga.

Estos síntomas incluyen depresión, ansiedad, fatiga, paranoia, agresión y un deseo intenso por la droga. En estudios científicos que examinan las consecuencias a largo plazo del uso de la metanfetamina en los animales, ha surgido preocupación sobre los efectos tóxicos en el cerebro. Investigadores han reportado que tanto como el 50 por ciento de las células que producen dopamina en el cerebro pueden ser dañadas después de exposición prolongada a niveles relativamente bajos de metanfetamina. Investigadores también han encontrado que las células del sistema nervioso que contienen serotonina pueden ser dañadas aún más extensivamente. Si esta toxicidad está relacionada a la sicosis vista en algunos de los abusadores crónicos de la metanfetamina, está todavía por descubrirse.

Efectos a corto plazo pueden incluir: Efectos a largo plazo pueden incluir:
Aumento de atención y reducción de fatiga
Aumento de actividad física
Reducción de apetito
Sensación de euforia
Aumento de respiración
Hipertermia
Sicosis de dependencia y adicción
  • paranoia
  • alucinaciones
  • trastornos de humor
  • actividad repetitiva de los sistemas motorizados del cuerpo

Derrame cerebral
Pérdida de peso

Pregunta Siguiente